Menú Páginas
Facebook
Categorías del Menú

Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos (última actualización 10 de febrero del 2014)

Constitución Política de los Estado Unidos Mexicanos

Artículo 116.….

El poder público de los estados se dividirá, para su ejercicio, en Ejecutivo, Legislativo y Judicial, y no podrán reunirse dos o más de estos poderes en una sola persona o corporación, ni depositarse el legislativo en un solo individuo.

(…)

II.  El Poder Judicial de los Estados se ejercerá por los tribunales que establezcan las Constituciones respectivas.

La independencia de los magistrados y jueces en el ejercicio de sus funciones deberá estar garantizada por las Constituciones y las Leyes Orgánicas de los Estados, las cuales establecerán  las condiciones para el ingreso, formación y permanencia de quienes sirvan a los Poderes  Judiciales de los Estados.

Los Magistrados integrantes de los Poderes Judiciales Locales, deberán reunir los requisitos  señalados por las fracciones I a V del artículo 95 de esta Constitución. No podrán ser  Magistrados las personas que hayan ocupado el cargo de Secretario o su equivalente,  Procurador de Justicia o Diputado Local, en sus respectivos Estados, durante el año previo al día  de la designación.

Los nombramientos de los magistrados y jueces integrantes de los Poderes Judiciales Locales  serán hechos preferentemente entre aquellas personas que hayan prestado sus servicios con  eficiencia y probidad en la administración de justicia o que lo merezcan por su honorabilidad,  competencia y antecedentes en otras ramas de la profesión jurídica.

Los magistrados durarán en el ejercicio de su encargado  el tiempo que  señalen las Constituciones Locales, podrán ser reelectos, y si lo fueren, sólo podrán ser privados  de sus puestos en los términos que determinen las Constituciones y las Leyes de Responsabilidades de los Servidores Públicos de los Estados.

Los magistrados y los jueces percibirán una remuneración adecuada e irrenunciable, la cual no  podrá ser disminuida durante su encargo.

(…)

V.  Las Constituciones y leyes de los Estados podrán instituir Tribunales de lo Contencioso Administrativo dotados de plena autonomía para dictar sus fallos, que tengan a su cargo dirimir  las controversias que se susciten entre la Administración Pública Estatal y los particulares,  estableciendo las normas para su organización, su funcionamiento, el procedimiento y los recursos contra sus resoluciones;