Menú Páginas
Facebook
Categorías del Menú

Publicado en Sep 23, 2014 en Entrevistas

Magistrado Armando García Estrada en radio vital, 22 de Septiembre 2014.

Magistrado Armando García Estrada en radio vital, 22 de Septiembre 2014.

El Magistrado Armando García Estrada asistió este lunes por la mañana a Radio Vital 1310 de am, para entregar su comentario editorial y brindar asesoría a los radioescuchas.

Para ustedes, les comparte esta reflexión del periodista español, escritor y sacerdote José Luis Martín Descalzo:

Hijo Mío, decía Bernanos a un aprendiz de escritor- si quieres asumir en pleno tu tarea, no olvides nunca que toda vocación es un calvario >> Es cierto: no hay vocaciones cuesta abajo, nada grande se hace resbalando, toda tarea digna de ser hecha choca forzosamente con la incomprensión y probablemente con la zancadilla, la calumnia, la adversidad. El Mundo como no es honesto, odia a los que quieren serlo. La raza humana, como es mediocre, detesta a todo el que no acepta su rasero. Es cierto que con frecuencia somos perseguidos por nuestros defectos y que todo hombre digno, ante las críticas, no debe pensar, sin más, que es criticado por sus méritos. Pero también es verdad que, después de revisada la conciencia, se comprueba con frecuencia que son la Lealtad, la decisión, el coraje, el afán de construir la propia vida lo que es perseguido y calumniado… Qué hacer entonces?? La mayoría se acobarda ante las primeras adversidades, se amansa, se adocena, entra en el dulce redil al que los mediocres quieren conducirle, renuncia a su vocación o, cuando menos, la rebaja, echa agua a su vino, se conforma. Por eso el mundo está lleno de ex santos, de ex emperadores, ex aspirantes-a-algo-grande. Y son todos esto <<ex >>, resentidos consigo mismos, los que menos soportan que alguien siga allí donde ellos fracasaron hasta convertirse en los mejores expertos en zancadillas o en los mas acerados inquisidores. Ya que no fueron grandes en realizar su obra, aspiran a la grandeza de impedir la realización de los demás. Ninguna felicidad verdadera es Barata. Y hay que desconfiar de las que nos ofrecen a bajo precio, como nos alertamos cuando en el mercado nos ofrecen fruta o pescado casi regalados: seguro que están podridos o pasados.. Me gustaría poder gritar esto a todos los muchachos que pudieran leer estas líneas: incitarles a tomar su alma con las dos manos, decirles que no es un drama llegar a la muerte con el corazón lleno de cicatrices y que lo verdaderamente horrible es morirse habiendo estado antes muchos años muertos y vacíos.

José Luis Martín Descalzo…

Debemos leerlo y reeleerlo de corazón.