Menú Páginas
Facebook
Categorías del Menú

Publicado en Jun 15, 2015 en Prensa y difusión

CÁTEDRA: MAGISTRADO LEÓN HERNÁNDEZ, EN EL IDEJ

CÁTEDRA: MAGISTRADO LEÓN HERNÁNDEZ, EN EL IDEJ

Ante los alumnos de la Maestría en Derecho del Instituto de Estudios Jurídicos de Guadalajara, Magistrado Presidente de la Primera Sala del Tribunal de lo Administrativo de Jalisco Horacio León Hernández, impartió la tarde del viernes 13 de junio la cátedra titulada “La Ley de Amparo” fundamentación de su Acción.

Con una introducción histórica y actual de la propia Ley, posterior el Magistrado introdujo su clase a la explicación de los conceptos de su Acción al referir dentro de la conceptualización general que el titular es una persona física o moral, tiene el derecho de acción cuando no llegue a ejercitarlo, puede exigir una actuación del órgano estatal que desempeñe función jurisdiccional. Afirmó que el objetivo “es obtener la tutela o protección de un presunto derecho material. Como antecedente de la acción, es necesaria una presunta conducta contraria al presunto derecho material que se reclama”. Recordó que los elementos de la acción son sujetos, objeto y la causa.

En alusión a la acción de Amparo, aseguró que es un derecho subjetivo, ya que el titular puede acudir ante el Poder Judicial u órganos auxiliares a ejercitar dicho acción. Y así obtener la tutela de una garantía individual o un derecho derivado de la distribución de facultades entre la federación y estados.

Al igual recordó que para la acción de Amparo, cabe la invocación de los artículos 8 y 17 constitucionales, el primero que se refiere sobre el Derecho de Petición, y el segundo sobre la Función jurisdiccional proporcionada por Tribunales (no venganza privada).

En la acción de Amparo, acotó el Magistrado, el quejoso puede formular una petición por escrito, de manera pacífica, respetuosa, y si resiente la presunta afectación de un derecho, puede realizar una reclamación por conducto de los Tribunales.

Mientras que la acción de Amparo, dijo, también encuentra su fundamentación en los artículos 103 y 107 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, pues en ellos se establecen las bases de procedencia y tramitación del Amparo, previo al ejercicio de la acción.

Sobre las características de la acción de Amparo, León Hernández refirió que es Personal, temporal, Autónoma y Judicial: “Personal porque no se pueden transmitir los derechos de acción, la sentencia de Amparo solo se ocupa de individuos particulares y no hace declaración general (Artículo 4 Ley de Amparos); Temporal al referirse sobre la acción de Amparo que está sujeta a un término y no es indefinida (Artículo 21 y 22 Ley de Amparo); Autónoma tiene su derecho de acción respecto de derecho sustantivo que pretende obtener la tutela jurisdiccional y puede obtenerse la sentencia favorable aunque se carezca del derecho material, u obtenerse una sentencia desfavorable aunque se tenga el derecho material, esto por deficiencias en el procedimiento; y la Judicial porque los Tribunales Federales tienen competencia para resolver, los órganos jurisdiccionales dicen el derecho y no cabe la intervención de árbitros”, explicó

Finalmente, puntualizó que la Acción de Amparo es Constitucional porque atiende la violación a garantías establecidas en la Constitución, porque deriva de la acción de los artículos 8, 17, 103 y 107 constitucionales; además de ser Restitutiva, ya que restituye al quejoso en el pleno goce de la garantía violada, restableciendo las cosas al estado que guardaban antes de la violación.

En fecha próxima, proseguirá el Segundo Módulo de la materia a los mismos estudiantes.